Gratitud

Vivir es correr riesgos,

arriesgar tu vida por otra vida,

aprender a perder para poder ganar,

a darlo todo sin nada a cambio esperar.

 

Mi deseo es vivir hasta el final,

ver mis manos y mi tez arrugada,

ver mi pelo cubierto de canas

y mil recuerdos que llenen mi alma.

 

Si algún día se adelantara mi hora,

quiero hacer saber que disfruté,

que aprendí a amar y a sonreir,

que valoré  las sombras y la aurora.

 

Agradezco a mis padres mi existencia,

a mi hermano que me abriera el camino

a familiares y amigos su compañía

y a mi amor, hacerme sentir tan querida.

 

Gracias a la vida por darme tanto,

por dejarme ver y apreciar lo bello,

por permitirme oír melodías mágicas,

por poder acariciar  y arte llegar a crear.

 

Gracias por disfrutar de los aromas,

por poder saborear los guisos caseros,

por tener la capacidad de aprender

y por tener la oportunidad de enseñar.

 

Ojalá llegue a los cien años,

pero si mi destino se avanza,

quiero afirmar que soy feliz

y que disfruto de la vida cada minuto que pasa.

 

 

Anuncios