SALUD

Cuidarse para estar sano,

sanarse para ser curado

y cuidarse para poder cuidar,

debe estar de nuestra mano.

 

La salud, un bien preciado

que anhelamos cuando falta,

a veces infravalorado

y en ocasiones descuidado.

 

Cuida tu mente

para que no se olvide,

cuida tu cuerpo

para que no se oxide.

 

Poco a poco y día a día

dieta sana y algo de movimiento

estar ocupado, buena compañía,

aseo y sueño son la mejor medicina.

 

¿Quién nos ayuda a estar sanos?

Nuestros médicos, enfermeras

especialistas y cirujanos

con su trabajo a diario.

 

Alguna vez enfermé

y todos ellos me curaron

y ahora sin estar enferma

también ellos me ayudaron.

 

Me ayudaron a llevar mi embarazo

con seguridad y bien informada

con controles a corto plazo

y con tranquilidad asegurada.

 

Gracias a todos, ellos y ellas,

que me han allanado el camino

con ese oficio extraordinario

que ayuda y ve nacer nuevas vidas.