Se apaga

Cuando tu mirada se apaga,

se apaga también tu alma,

dejando atrás una vida,

de alegrías, luchas y hazañas.

 

Nos dejas tu legado más grande,

lo enseñado y lo aprendido,

la música, la historia y tenerte

como un gran maestro instruido.

 

Te seguiremos queriendo

y recordando tu gran sonrisa

oculta bajo aquel bigote,

que tanto te definía.

Anuncios