Cartas desde aquí afuera

Ya desde el principio, cambiaste mi vida. Antes de tu existencia, me hiciste ver que las prisas no son buenas, que hay que saber esperar y que siempre hay que seguir luchando y soñando.

Saber de ti, fue algo increíble, una alegría compartida con mucho amor y esperanza.

Despacio y en silencio ibas creciendo y crecía nuestra ilusión día tras día. Algún contratiempo, inseguridad y miedo pero gracias a Dios olvidados y con la ayuda de médicos y muchos cuidados seguimos el camino adelante.

Pronto vimos tu cara, tus manos y tus pies en blanco y negro y como te movías queriéndote comunicar con nosotros. Al poco tiempo supimos que serías un varón y ya sabíamos que te ibas a llamar Saúl. Nombre hebreo como el de tu padre, nombre corto, sin traducción y que nos gustó a los dos. Su significado el pedido, el deseado, el elegido.

Pasaron 22 semanas hasta notar tus primeras señales. Dabas pequeños golpecitos, papá colocaba su mano sobre mi vientre y así los tres manteníamos nuestra comunicación privada.

Sé que nos escuchas, igual ya reconoces nuestras voces. Sé que te gusta escuchar música, especialmente el Blues, a Bruce y la radio.

Sé que puedes ver la claridad y la oscuridad. Preparate para descubrir la inmensidad de colores que nos rodea aquí afuera.

Sé que te gusta comer. No han llegado ni náuseas ni vómitos y hemos engordado poco a poco con dieta equilibrada, algún que otro dulce y mucho descanso.

También sé que te quiero desde mucho antes de que vinieras. Me haces sentir más guapa, más alegre, ilusionada y más motivada. A papá también le has cambiado, está más feliz y en su mirada se ve reflejada la ilusión de algo muy soñado. Su apoyo y cuidado hacia mi siguen siendo constantes.

Toda tu familia te espera con ilusión y alegría y te quieren mucho ya desde el primer día.

Nos quedan tres meses de camino, de desarrollo mutuo y de espera con calma y esperanza. Después de conocerte, aprenderemos juntos, te amaremos y felizmente creceremos disfrutando de este regalo que nos ha ofrecido la vida.

Con mucho amor,

Mamá

26 de enero 2017.